¿Qué hacer cuando nos encontramos en una comisaría?

Un día como cualquier otro estás yendo a tu trabajo. Caminas las pocas cuadras que separan tu casa de la parada del colectivo. El sol brilla a pleno y todo hace pensar que será otra típica jornada laboral. Sin embargo, algo inesperado sucede. De repente, dos policías que se encontraban patrullando la zona se acercan y te piden documentos. Reaccionás tranquilamente porque siempre llevás el DNI encima. Buscás en los bolsillos del abrigo pero no lo encontrás. Tampoco está en el pantalón. Les explicás a los oficiales que excepcionalmente te olvidaste el documento. Pero hacen oídos sordos y te “invitan” a que los acompañes a la comisaría por “averiguación de antecedentes”. ¿Qué hacer ante una detención de este tipo?
Para responder al interrogante planteado, lo primero que hay que conocer es que en una situación como la descripta te encontrás técnicamente frente a una demora y no una detención. Es por eso que la policía no podrá privarte de la libertad más de doce horas (en la Capital Federal son diez horas). Además, al estar demorado, no pueden obligarte a estar en un calabozo junto al resto de los detenidos acusados de cometer delitos.
Tenés derecho a llamar de inmediato a un familiar o a tu abogado de confianza.
La ley faculta a la policía a detener personas que resulte necesario identificar. Si tenés tu DNI no deberían demorarte.
Si te quieren hacer firmar una declaración u otro documento cuyo texto sea poco claro, negáte. Si no podés o tenés miedo, antes de la firma escribí apelo. Si sufriste maltratos, colocá la frase pido médico.
En conclusión, nadie tiene obligación legal de llevar sus documentos al salir a la calle, menos aún siendo menor de edad. Sin embargo, sabemos que en la práctica tras la falta de documentos la policía demora personas. Por eso, tratá de llevar siempre tus documentos al salir.
En nuestra próxima columna veremos qué pasa si sos menor de edad y analizaremos otras cuestiones relativas al tema desarrollado.

Autor: Damián Jorge Demirdjian

Artículo publicado en la edición de septiembre del diario “El Talar Noticias”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *