Detenciones ilegales: ¿qué hacer?

En nuestro artículo anterior analizamos las condiciones especiales que deben estar presentes al momento de detener a un menor y alojarlo en una comisaría.
Explicamos que en el caso específico de los menores es importante destacar que pueden ser detenidos si están cometiendo un delito o si hay una orden judicial; no por “averiguación de identidad” o “para identificar”.
Asimismo, enumeramos los requisitos que tienen que cumplirse cuando son detenidos. Entre ellos, no pueden ser esposados ni trasladados en un auto que no se identifique como policial. Tampoco pueden ser encerrados en un calabozo.
En lo que atañe al tema de esta columna, es destacable que si durante la detención la Policía comete cualquier irregularidad o no respeta algún derecho, puede formularse la denuncia personalmente o por intermedio de los padres o tutores si se trata de un menor.
La legislación nacional estipula que los funcionarios policiales que violen las disposiciones legales o reglamentarias, que omitan o retarden la ejecución de los actos a los que están obligados o los cumplan negligentemente, serán sancionados con apercibimiento, multa, arresto, suspensión o cesantía.
La denuncia se puede hacer ante el Juez, que deberá remitirla inmediatamente al Fiscal. También puede presentarse ante este último, quien informará inmediatamente al Magistrado. Por último, puede realizarse en una comisaría. En ese caso, los oficiales se comunicarán inmediatamente con las autoridades judiciales de turno.
Puede hacerse por escrito o verbalmente. De manera personal, a través de un representante legal o apoderado. Si el denunciante lo solicita, se le deberá dar una copia de su denuncia o certificación de haberse efectuado la misma.
La denuncia debe contener, en lo posible, la relación del hecho y las circunstancias de lugar, tiempo y modo de ejecución del mismo. Además, es relevante indicar quiénes participaron, los damnificados y testigos y todo otro elemento que pueda ayudar a su comprobación y calificación legal.
En la Capital Federal, las denuncias se presentan en la Cámara Nacional de Apelaciones en lo Criminal y Correccional, ubicada en la calle Viamonte 1153, PB, de 7:30 a 13:30 hs.
Si el hecho fue en la Provincia de Buenos Aires, hay que dirigirse a la Fiscalía de turno denominada UFI (Unidad Funcional de Instrucción) del Departamento Judicial correspondiente. Por ejemplo, si el delito se cometió en Vicente López, habrá que recurrir a la UFI de turno del Departamento Judicial de San Isidro.
En nuestra próxima columna revelaremos cómo hay que actuar cuando alguien cercano a nosotros fue detenido.

Autor: Damián Jorge Demirdjian

Artículo publicado en la edición de noviembre del diario “El Talar Noticias”.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *