Departamento de Defensa del Inquilino

En los últimos años hubo un crecimiento en la demanda de locaciones que, sumado a la falta de oferta existente en el área metropolitana, propiciaron el abuso no sólo en los montos solicitados por los propietarios sino también en las cláusulas contractuales que rigen el alquiler. Por eso, se torna indispensable el asesoramiento respecto de los derechos y obligaciones vigentes en toda locación de inmuebles. El Departamento de Defensa del Inquilino está abocado a la orientación especializada de locatarios de viviendas. En efecto, el inquilino de una vivienda, comercio, oficina u otro inmueble, requiere asistencia legal desde los momentos previos a comenzar la relación locativa (suscripción de la reserva, relevamiento del inmueble, firma del contrato) hasta el final de la misma (acta de desocupación, devolución de llaves, restitución del depósito). De esta forma, se asegura la salvaguarda de sus derechos en el inicio del alquiler, durante el mismo, y al final.



Beneficios

Los profesionales del área están dedicados a defender los derechos de los inquilinos y sus garantes cuando se ven afectados por abusos de la otra parte. El conocimiento técnico de los miembros del Centro Jurídico permite el pertinente patrocinio cuando el ocupante de la vivienda está siendo atacado ya sea civil o penalmente.
Nuestros clientes podrán defender su bolsillo en las distintas situaciones conflictivas que suelen presentarse: aumento del alquiler, arreglos que corresponden al dueño, expensas extraordinarias que debe abonar el propietario, entrega del dinero depositado en garantía, etc.
No dude en consultarnos ya que después puede ser tarde y proteger su patrimonio debidamente representado siempre es más beneficioso para su economía.